Sin categoría

TRAZO DE VIDA

ESCRIBE: Johaira Medina A.

Ella es Mónica Andrea, una mujer aguerrida y luchadora, oriunda del municipio de Íquira Huila, lugar donde a la edad de 15 años la vida le puso su primera gran prueba… quedó embarazada y como muchos jóvenes de la zona también le marcó el conflicto armado. Mónica recuerda que se encontraba en una situación de vulnerabilidad y desamparo junto a su pequeña hija y su madre, todo por esta guerra absurda. Esta problemática la motivó a salir en busca de una mejor calidad de vida, desplazándose a la ciudad de Neiva.

Y fue un gran cambio en su vida. Por supuesto,  desconocía el nuevo entorno que la rodeaba, llena de adversidades y dificultades, muchas veces pensó en desistir, pero sólo la mantenía en pie su hija y el sueño de ayudar a su madre. ¿Pero cómo lo haría?, su única experiencia de trabajo había sido en el entorno rural.

 

“Dios nunca me desamparó”,  ella siempre dice, así que se le presentó la oportunidad de capacitarse y formarse en el ámbito de la confección, por ello, aprovechó  uno de los cursos que estaban ofreciendo a  las víctimas del conflicto armado como a ella. Y luego, con sus ahorros y trazo a trazo diseño el sueño de salir adelante y dejar atrás aquel pasado lleno de incertidumbre y dificultades.

 

Logró cumplir aquel sueño, ahora es una emprendedora, cuenta con su propio taller de confección  llamado “Creaciones Natalí”, trabajo que le proporciona recursos para pagar los estudios de su querida hija y ayudar a su madre que siempre la apoyó. Sin duda alguna, ella es un gran ejemplo de superación personal, como ella dice con melancolía y lágrimas en sus mejillas:

– ” Sólo se necesita valor para enfrentar  la vida y luchar por lo que se quiere, porque la vida  misma te da un trazo de éxito”

Leave a Comment