el-tejedor principal

UN PERFIL DOBLE …

 

ESCRIBE: ABELINO RAMIREZ GAITAN

 

Recorriendo las calles del municipio de Colombia– Huila, al sur de Colombia,  me encontré con el señor Juan de Dios Sánchez  Espitia, un hombre de 65 años de edad, hijo de Ananías Sánchez y Ana Tulia Espitia, es el quinto de ocho hermanos. En su pueblo natal cursó hasta segundo bachillerato. De niño ya creaba versos y en  su tiempo libre se dedicaba a fabricar instrumentos con pedazos de guadua; elaboraba carrascas y unas improvisadas guitarras.

 

A la edad de los 13 años, su hermana mayor le regaló un acordeón de teclado, con el cual aprendió a interpretarlo de forma autodidacta. A los 18 años se fue de marinero. En esta etapa de vida, terminó sus estudios y con ese anhelo de aprender a interpretar la guitarra de la mejor manera se compró la suya; ya que cuando niño no  le permitieron estudiar música  porque sus padres tenían el concepto que los músicos eran borrachos.

 

Después de varios años se retiró de la Armada Colombiana, pero  se fue a navegar con una compañía Americana (Buques de carga americanos); durante ese tiempo en el mar  y en los momentos libres los dedicaba a escribir canciones y a sentir la nostalgia de no estar en la tierra junto a su familia y amigos. Después de haber vivido en los Estados Unidos, hacia el año de 1982, Juan de Dios, doblemente colombiano, regresa a su terruño acompañado de  unos instrumentos eléctricos y de percusión.

 Luego, se enamoró y se casó con una mujer de pueblo, dedicada al hogar, y fruto de ese amor nacieron tres hijos, dos de ellos actualmente dedicados a la música. Mientras tanto, su interés seguía firme  en escribir, leer, hacer trabajos con madera, hacer un poco de escultura. Al poco tiempo, aspiró al Concejo donde logró un escaño, pero pocos meses después se apartó del cabildo. A partir del 2000  empieza a luchar por liderar una escuela artística.

En 2009 por intermedio de la Alcaldía y su alcalde de turno lo contrató para dirigir la escuela de formación musical tradicional folclórica de la región, donde logró sacar su primera producción de música doblemente colombiana. Y a partir del 2015 empieza su tarea de formar, de dar vida al grupo llamado los “GUIPAS RAJALEÑEROS”, un grupo de niños doblemente colombianos, que con un talento admirable han concursado en eventos musicales a nivel departamental y han conseguido los primeros puestos.

 

Fuente de la foto de presentación:   https://www.rcnradio.com/colombia/region-central/sismo-no-dejo-danos-en-colombia-huila

Leave a Comment